Un aroma que expresa todo lo qué quieres decir

El perfume es un vestido olfativo, es una segunda piel que nos cubre durante el día y que se comunica con el inconsciente de las personas, revelándoles parte de nuestra personalidad e intenciones.

Es por esto, que escoger un perfume es una tarea que requiere de dedicación paciencia, placer y razón, para lograr en nosotros y en los demás efectos muy concretos que nos permitan relacionarnos desde una interacción emocional, pues el perfume es un arma de seducción que debemos saber utilizar para inclinar las fuerzas a nuestro favor.

Si quieres impactar de forma positiva tu entorno por medio del olfato a continuación te compartimos unos consejos que te permitirán destacarte y reflejar tu esencia.  

  1. Es mejor probar los perfumes en las horas de la mañana, tener la piel limpia e hidratada y en lo posible sin productos aromatizados que puedan alterar tu percepción.
  2. Cada persona tiene una personalidad y hay aromas que se acoplan mejor a cada carácter. Las personas que les gusta ser naturales y discretas deberán inclinarse por fragancias cítricas, los aromas florales van muy bien en mujeres románticas,  si el propósito es seducir nada mejor que un perfume amaderado y si se tiene un temperamento enérgico y espontáneo es interesante aplicar esencias frutales.
  3. El perfume debe aplicarse en los puntos de pulsación donde hay más irrigación sanguínea; en el cuello, al interior de las muñecas,  detrás de las orejas, los codos y las rodillas. Un poco en el pelo también ayudará a que la estela perdure por más tiempo.

  4. Es ideal usar una línea de productos del cuidado personal que estén en la misma familia olfativa, así el aroma de las cremas y jabones no interferirán con las notas del perfume y se producirá un efecto más puro. 

  5.  Al momento de escoger un perfume debes aplicarlo siempre sobre tu piel. Cada persona tiene un PH particular, éste se integra con el perfume dando una sensación diferente en cada ser humano. Además, debes ser consciente que solo 30 minutos después de tener el perfume en tu piel, descubrirás las notas de profundidad que son aquellas que en realidad revelan el aroma del producto, son la esencia y la estela que permanece. Por eso, debes esperar un tiempo prudente para evaluarlo y tomar la decisión final. No te dejes tentar solo por notas de salida.

  6. Guarda el perfume en un lugar fresco y sin contacto con el sol o la humedad. No es recomendable llevar el perfume en la cartera. Si has escogido una concentración de esencias del 20% una aplicación en la mañana bastará para cubrirte durante todo el día. Si escoges concentraciones inferiores que debes aplicar varias veces durante la jornada es mejor tener dos frascos de la misma fragancia, uno en casa y otro en la oficina.

"Hay en el perfume una fuerza de persuasión más fuerte que las palabras, el destello de las miradas, los sentimientos y la voluntad. La fuerza de persuasión del perfume no se puede contrarrestar, nos invade como el aire invade nuestros pulmones, nos llena, nos satura, no existe ningún remedio contra ella"

Patrick Süskind


Publicación más antigua Publicación más reciente